lunes, 9 de noviembre de 2009

Sombras en La Biennale

Desde que era mita´i cada vez que había un apagón lo primero que nos poníamos a jugar con mis hermanos era hacer sombras chinescas a la luz de un tataindy (vela para los que no conocen el guaraní) y siempre lo primero que hacíamos era el famoso jagua. Después nos ingeniábamos para hacer otros animalitos pero nunca pero nunca se nos ocurrió hacerlo con objetos tan comunes como los que expuso el alemán Hans Peter Feldman en el pasado encuentro artístico de La Biennale en febrero pasado.

Lo bueno de esta muestra es que el trabajo no necesita de grandes artilugios para su realización y si tiene gran impacto por la simpleza con que fue hecha y la variedad de objetos comunes para su realización.

Remedios en su post hace un excelente research de este impactante trabajo: Es una deliciosa pieza, en la que el artista se valió de una serie de juguetes y baratijas en estructuras rotatorias que iluminó por unos focos laterales, lo que generó preciosas sombras difuminadas, girando proyectadas en una pared, simple.

Concuerdo además plenamente con su opinión acerca del fin último que llega al expectador que es, el de elevar algo tan simple como las sombras de objetos iluminados con luces que los proyectan a la pared a la categoría de magia. Pues estoy más que seguro que es así, el estar viendo toda una especie de ciudad de sombras me transporta, al menos personalmente, a un mundo de fantasía donde la imaginación se siente en su salsa.

Si tienen hijos/as es un buen método para acrecentar su ávida imaginación tomando el arte de Hans como inspiración. Que vengan nomás los cortes de luz!!!.



Hans-Peter Feldmann


1 comentario:

  1. MUY BUENO CUÑADO COMO SIEMPRE!!!! AH Y ORIGINAL TAMBIEN.

    ResponderEliminar