miércoles, 1 de abril de 2009

Cuando el arte hace pum pum

“No quiero sonar superficial, pero para mí reclamarle mensaje a todo es careta.” Así empieza en su entrevista realizada por whatsupbuenosaires (WUBA) a la artista Pum Pum. Sus obras que adornan las calles de Buenos Aires es un festival de colores que invitan a deleitarse y a sambullirse en un mundo de fantasía.

Visto de cualquier punto de vista no tengo más que decir que es un nuevo nivel de grafittis, y la creatividad bien marcada con personajes estilizados tipo manga, sumado a los colores vivos llenan los espacios urbanos y crean música a los ojos.

Tomando frases de la misma entrevista veamos lo que nos dice de sus obras:
¿Cómo definirías tu trabajo? ¿Te identificás con el mundo del arte o del diseño?

En verdad yo creo que soy un híbrido porque soy diseñadora gráfica, me considero una ilustradora, pero como pinto mucho en la calle, la gente me considera una graffitera, muralista, o lo que sea. A mí me gusta pintar en la calle pero también disfruto el trabajo de taller: el pincel y el papel. A su vez, trabajo mucho en la computadora, cuando hago diseño.



¿En qué te inspirás para crear tus personajes?

Hay un personaje, el de “la flequilluda” o “Big Flequi”, que es como una caricatura de mí misma, una “mini-me”. Me gusta meterla en un universo de personajes medio raros. Creo que nació en base a una idea de hacerme a mí misma como caricatura conviviendo con bichitos. Después están los conejos, los gatos con botas… Me armo una serie de personajes e invento historias en base a eso.


Dentro de su vasto repertorio de lugares donde ha plasmado su tan original obra veamos que nos dice:

¿Cuál es el lugar más raro donde dejaste huella?

En una época llevaba siempre los marcadores en la cartera. Me gustaba pintar tachos de basura, por ejemplo. Una vez me hicieron un pedido, en un bar de Palermo, “Mundo Bizarro”, para que pintara todos los baños. Eso fue raro porque tenía que pintar arriba del mingitorio de hombres, por ejemplo. A la vez fue divertido. Hace poco, también, me pasaron un presupuesto para pintar la fachada de una casa.


¿Por qué no revelás tu nombre? Nunca digo nada. En un momento, cuando empecé a subir dibujos al fotolog, ni siquiera decía que era mujer. Para mí es como un accesorio quién sos o cómo sos. El otro día un periodista me preguntó si no daba mi nombre por egocentrismo, y para mí es todo lo contrario. Muchos graffiteros no dan el nombre porque hacen cosas vandálicas. En mi caso, no me interesa mostrarme. Lo que quiero que se conozca son mis dibujos.

Y bueno, según la entrevista hecha por WUBA su nombre es Jimena, lo mismo, desde ya, sus personajes estarán un buen tiempo en mis retinas y cuando vaya a Bs As no dejare de buscarlos para sacar una buena cantidad de fotos.









Su creatividad y talento se ven plasmados no sólo en las calles, sino en innumerables superficies y materiales como vemos a continuación. Espero que lo disfruten.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada